Cuando tengas dudas… VIAJA

A lo largo de nuestras vidas pasamos por muchos momentos de incertidumbre. A nadie nos gusta sentirnos inseguros, no saber que decisión tomar o no tener idea de que es lo que va a pasar. También es cierto que algunas personas pueden lidiar con la incertidumbre mejor que otras.

Yo en lo personal, solía darle vueltas y vueltas a las cosas. ¡Mil vueltas sin sentido! A veces sigo haciéndolo, pero soy consiente de lo que está pasando e intento dejarlo ir. La mente tiene esa manía de querer controlarlo todo… y es tan fuerte y tan habitual, que a menudo por su culpa nos estresamos sin sentido o dejamos de lado nuestros sentimientos.

winter211001

Viajar me ha ayudado mucho a tener una mente más flexible y a conocerme más… y es que he estado los últimos 6 años de mi vida atravesando por momentos de incertidumbre, que parece que nunca llega esa estabilidad… (como es ahora el caso) Pero por otro lado pienso, si todo estuviera ya escrito y yo lo supiese, ¿Qué sentido tendría? No habrían retos, ni emociones.

Viajar te hace vivir el momento presente. Aprovechar cada instante del viaje, a pesar de que pasen cosas inesperadas que nos echen a perder los planes o tengamos que cambiar de dirección. Cuando tienes que cambiar de dirección, un viaje te enseña a decidir sin darle tantas vueltas… te enseña a que de nada sirve “mal viajarte”, tienes que encontrar una solución a ese problema. En serio… todo tiene solución menos la muerte.

Cuando estés atravesando por un momento difícil: planea lo que puedas planear, lo demás vívelo un día a la vez, ocupa tu mente en otra cosa, aprende algo nuevo, haz yoga, sal a correr, escribe, lee, cocina, medita… y cuando tengas dudas, viaja.

mickey-chaotic

Miro hacía atrás y creo que ha valido la pena apostar por los sentimientos sin darle tantas vueltas. Sino lo hubiese hecho, no estaría hoy aquí aburriéndolos…

 

 

Anuncios

Crónicas de Yucatán: Lo que no te puedes perder en Mérida

¡¿Qué?! ¿Ya estamos en 2018? Necesito ponerme al corriente 🙂 En posts anteriores les conté de 3 sitios arqueológicos de la cultura Maya que están muy cerca de la ciudad de Mérida. También dediqué un post completo un rinconcito encantador y de color amarillo en Yucatán, el pueblo mágico de Izamal.  Ahora me gustaría contarles lo que hay que ver en la capital Yucateca, pero sobre todo lo que no se pueden perder si van.

Pero… ¿Por qué visitar Mérida? Primero que nada, Mérida es un excelente punto de partida para conocer la península de Yucatán y los tesoros de la cultura maya. Además, la ciudad fue nombre Capital Americana de la Cultura en 2017 (por segunda vez) y es que no ha dejado de crecer culturalmente en los últimos años. Cada día puedes encontrar eventos o exhibiciones gratuitas, cuenta con cuatro teatros, uno de ellos el Teatro José Peón Contreras, un edificio de estilo neoclásico que es un auténtico símbolo de arte y cultura en Yucatán. Los Yucatecos son orgullosos de su ciudad, de sus tesoros y tienen también fuertes raíces y tradiciones.

Mérida es en sí una mezcla del México colonial y el cosmopolita. Además de visitar sus maravillosos rincones en el centro histórico, puedes disfrutar de centros comerciales y una amplia gama de restaurantes y bares. Pero si lo que quieres es huir del mundo moderno y buscas la naturaleza, puedes armarte una ruta de cenotes. ¿Sabías que hay cenotes escondidos en la ciudad también? Por ejemplo, en el estacionamiento de una tienda Costco se encontraron uno hace apenas un par de años. La tienda hizo un buen trabajo al adornarlo y cubrirlo con piedras, plantitas y luminaria para los curiosos visitantes. Si quieres una experiencia de un México auténtico y no quieres un entorno tan “turístico”, Mérida es tu punto de partida. Por último, pero no menos importante, el estado de Yucatán se considera uno de los más tranquilos y seguros, siendo Mérida la ciudad con el porcentaje de crimen por capita más bajo en México. ¿Quieres más razones?… Mérida también tiene playa.

 ¿Qué hacer en Mérida?

1. Dar un paseo por “Paseo de Montejo” 

Esta es considerada la avenida más importante de la ciudad. Su nombre se debe al fundador de la ciudad, Francisco de Montejo, quien llegó a la ciudad en 1542. A lo largo del paseo hay monumentos emblemáticos, palacetes y mansiones. La avenida va desde el barrio de Santa Ana, en el centro, hasta la salida hacia el puerto de Progreso.

2. Catedral de San Ildefonso y la Plaza Grande

La Catedral de Mérida es muy bonita, pero lo importante está en su historia e importancia. La Catedral de San Ildefonso recibe su nombre cuando fue asignada a la cabeza del Arzobispo de Toledo. Además de haber sido construida sobre un templo maya de la antigua ciudad de T’Ho, es la catedral más antigua de México y de toda América construida en tierra firme. En antigüedad solo la supera La Catedral de Santo Domingo, por supuesto en la isla de Santo Domingo, el primer punto donde desembarcó Hernán Cortés.

Al salir por la puerta principal de la catedral nos encontramos con la Plaza Grande, el corazón de la ciudad. Por la tarde nos topamos con una feria de libros y por la noche un mercadillo de artesanías. Además había un escenario con música en vivo afuera de la iglesia. Tengo entendido que hay muchos escenarios para bailar en las calles, dependiendo del día de la semana. Lo que no te faltará en Mérida será el ambiente.

DCIM100GOPROGOPR4372.
Plaza Grande

3. Casa de Montejo

Esta lujosa casa fue construida entre 1542 y 1549 por los “conquistadores” de la ciudad para usarla como residencia en el centro de Mérida. Perteneció a la familia de los Montejo hasta después de la Independencia de México. Fue hasta 1981 que el Banco Nacional de México (Banamex) adquirió la casa para oficinas bancarias. En 2010 la Fundación de este mismo banco, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) transformó la propiedad en museo. Se ha intentado exponer de manera que te haga sentir dentro de la original residencia de los Montejo. Sin embargo, hoy la casa solo es una fracción de lo que fue originalmente, ya que fue perdiendo terreno por traspasos y ventas parciales a lo largo del tiempo.

4. Come una marquesita

Cuando era niña descubrí esta maravilla estando en Cancún… por mis rumbos nunca había visto nada igual. Fue hasta mucho después que me enteré que eran típicas y originarias de Yucatán. Cuentan los lugareños que unos “heladeros” muy conocidos de Izamal (desde 1910) emigraron a Mérida por ahi de los 30s para continuar con su negocio. Sin embargo se encontraron con que en las “épocas de frío” la gente no comía helado y las ventas bajaban mucho. Entonces se les ocurrió comercializar solamente los conos o barquillas de helado y fue así como haciendo pruebas con varios ingredientes encontró la combinación que hoy conocemos como la típica “marquesita de queso bola”. Si esta combinación te parece un poco rara, ya las encuentras rellenas de mil cosas. Otra clásica es la rellena de nutella. ¡Ya estamos en el postre y nos hemos comido! mejor, antes de eso…

made3

5. Deléitate con la gastronomía tradicional de Yucatán

La cocina de Yucatán es un claro ejemplo de la maravillosa mezcla surgida con la llegada de los españoles, con las creencias de los mayas y los ingredientes de la región. Al igual que en el post anterior (Izamal) donde les cuento que según el Popol Vuh, el hombre viene del maiz (¡spoiler!), se dice que la razón por la cual el maíz se utiliza con frecuencia en la cocina yucateca es en honor a Yum Kaax, el dios del maíz, quien nos trae prosperidad y abundancia. -No tengo pacto con ningún restaurante, ni mucho menos, pero recomiendo mucho visitar la Chaya Maya. ¡Ojo! hay varias Chayas… no todas son Chaya Maya. La sucursal de “La Casona” es la más bonita, en lo personal. Está en la calle 55 x 60 y 62. Advierto que cierran a las 11pm (me tuve que comer las empanadas en shin….) Sin embargo cualquier lugar al que vayas seguro que está bueno. La comida en Yucatán es LO MÁS. Algunos de los platos favoritos son las empanadas de queso bola (mis favoritas!), la cochinita pibil (of course!), papadzules, panuchos, huevos motuleños, pescado a la Tikinxic y la sopa de lima (también la amo). Por supuesto, esto se debe acompañar con una agua de chaya. Podría llevarme todo un post solo para hablar de comida tradicional mexicana, así que voy a parar.

6. Para bajar la comida… prueba el Xtabentún 

891698971404309¿Por qué no tenía idea de la existencia de esta bebida? Según la leyenda maya, una vez hubo una mujer llamada Xtabay, quien vivió una vida llena de amor apasionado… y luego se ahora (uuuhh). Para no hacerles el cuento largo, se dice que cuando ella murió, las plantas que brotaron de su tumba traían una pequeña flor aromática. Esta flor lleva el nombre de Xtabentún, flor que se da solo en Yucatán. La bebida que lleva esta flor tiene miel, anís y aspecto como de néctar. Lo se, no soy la mejor describiendo bebidas… se me dan mejor las leyendas 😀

 

7. Parque Santa Lucía

El parque de Santa Lucía es un lugar emblemático de la ciudad y donde también puedes encontrar escenarios con música y danza. Siéntate en una de las bancas tradicionales de Mérida, “las sillas confidentes”, y disfruta de la tarde. Santa Lucía es también el nombre del pintoresco barrio donde puedes también visitar su iglesia y puedes encontrar muchos restaurantes, tienditas y cafecitos. A solo 5 minutos del parque se encuentra el Mercado 60. Este mercado es menos tradicional, pero es un espacio al aire libre muy interesante donde puedes encontrar varios puestos de restaurantes para comer y beber, además de música en vivo o diferentes eventos.

DCIM100GOPROGOPR4555.

8. Barrio de Santa Ana

El barrio de Santa Ana es un poco más tranquilo, pero tiene su encanto. Nosotros fuimos a curiosear y entramos al Mercado de Santa Ana, donde vimos muchos puestos para desayunar o tomarte un jugo fresco. Este barrio también tiene su iglesia y su parque.

duclemazapan
Calaveras de azúcar a la izquierda y dulces de Mazapán

9. Visita los Museos 

¡Dijimos que Mérida tenía oferta de cultura! Tiene el Museo Regional de Yucatán en el Palacio Cantón, el Museo de la Canción Yucateca, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo de la Ciudad de Mérida, entre muchos otros. Un poco más alejado del centro tienes el “Gran Museo del Mundo Maya”, que está cumpliendo apenas 5 años. No lo visitamos por tiempo pero me han dicho que está muy bien.

10. ¡Vamos a la playa!

Bueno, quizá me emocioné… la playa no está técnicamente en Mérida, ya que pertenece a Puerto Progreso. Esta ciudad costera está a solo 30 minutos de Mérida y si tienes tiempo y ganas de bañarte en las playas del Golfo de México creo que vale la pena ir 🙂

progeso

Aquí les dejo un vídeo de algunos momentos del viaje a la Península de Yucatán que hicimos con mis amigas en 2017 y también aquí acaban mis Crónicas de Yucatán. Espero tener la suerte de visitar aquellos lugares pronto otra vez 🙂

Crónicas de Yucatán: Tres ciudades ancestrales

Ya les he contado antes que una de las cosas que más me gusta es ver piedras…(pensarán algunos) La historia que más me gusta es la de Mesoamérica, en especial la cultura maya. La cuna de esta cultura se encuentra justamente en la península de Yucatán, donde podemos adentrarnos en la selva y maravillarnos con la herencia de una de las civilizaciones más sabias.

DCIM100GOPROGOPR4440.

En 2016 estuvimos en Chichen Itzá con la familia y tuvimos la oportunidad de visitar otras zonas arqueológicas en Quintana Roo. Esta vez como nos quedamos en Mérida y teníamos poquitos días, aprovechamos a visitar las zonas arqueológicas más cercanas a Mérida.

Dzibilchaltún

A sólo 15 minutos de la ciudad de Mérida se encuentra Dzibilchaltún. Es una de las ciudades más antiguas ya que los mayas vivieron miles de años hasta la llegada de los españoles.

En el “Templo de las Siete Muñecas”, su edificio más icónico, vemos un magnífico ejemplo de la comprensión de la astronomía que poseía esta civilización. Dos veces al año, durante los equinoccios de primavera y otoño, el sol se asoma a través del portal del templo y nos presume cómo los mayas incorporaron este entendimiento en su arquitectura.

dzibi

Esta puede ser una visita rápida o hasta pasar el día, ya que dentro de la zona arqueológica hay un cenote. Xlacah, que significa “pueblo viejo”, es uno de los cenotes más profundos, alcanzando los 44 metros de profundidad.

cenote

Al final nos animamos al chapuzón…

*Tips: Dzibilchaltún se encuentra en la carretera Mérida – Progreso. Puede ser una buena oportunidad para visitar la playa también. | Los visitantes mexicanos no pagamos los domingos en las zonas arqueológicas.

Kabáh

Kabah se encuentra aproximadamente a 1 hora de Mérida. Es una de las pocas ciudades que conservan su nombre prehispánico, del cual se hace mención en el Chilam Balam (textos sagrados mayas escritos después de la conquista) y que significa “la mano poderosa”.

kabah

Uno de los edificios que más llama la atención es Templo de las Máscaras, ya que tiene una fachada muy detallada que nos muestra el rostro del dios Chac, el dios de la lluvia. Nuestro guía nos contó que este dios era de gran importancia para los mayas de esta zona ya que no había cenotes para abastecerse de agua en esta región (tampoco en Uxmal). Hablando de Uxmal… los habitantes de ambas ciudades, Kabah y Uxmal, se comunicaban por un sacbé (camino blanco) de aproximadamente 18 kilómetros… el cual nos lleva a nuestra siguiente visita…

*Tips: Kabah es parte de la ruta Puuc, junto con Uxmal, Sayil, X-Lapak y Labna, los cuales por su cercanía se pueden visitar todos el mismo día.

Uxmal

Mi favorita hasta ahora. Se encuentra a solo 62 kilómetros al sur de Mérida.

uxmal1

palomarEl nombre de Uxmal significa “tres veces construida” o “tres cosechas” y hace referencia a la complejidad de esta ciudad, situada en los cerros de Puuc. Esto era algo poco común ya que Yucatán es todo llano a excepción de esta área, donde por “su altura” tampoco habían cenotes.

Fue una ciudad que vivió solo durante el periodo clásico de la civilización maya. Es decir, fue abandonado por sus habitantes después del siglo 10 d. C. y se convirtió solo en un lugar de peregrinación hasta la conquista. Sin embargo, durante su apogeo llegó a tener alrededor de 20,000 habitantes. La ciudad tiene muchos edificios impresionantes, pero el más imponente es sin duda “La Pirámide del Adivino”.

Esta última es una foto de la “Pirámide del Adivino” por detrás y donde se aprecian mejor sus 5 niveles o etapas. Este edificio es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la cultura maya, junto con Chichén Itzá y Tikal.

uxmal2

*Tips: El museo del chocolate “Choco-story” se encuentra justo enfrente de la zona arqueológica. ¡Un museo al aire libre, medio de la selva! Hace un par de años le hice una visita y es muy recomendable.

🙂 Me gustaría haber tenido un poco más de tiempo para conocer más de estas ciudades ancestrales. Pero hay que dejar algo pendiente para la próxima… ¿a ti que zona arqueológica te gustaría visitar?

¿Estás planeando ir a Mérida? 10 cosas que no puedes dejar de ver en Mérida. 

 

Crónicas de Yucatán: Izamal mágico

Cada vez que paso por el estado de Yucatán me enamoro más… En serio. Es que hay tantas cosas que ver y tantos lugares a donde ir en la cuna de la cultura maya, que siempre nos quedamos con las ganas de más.

Teníamos que decidir cómo distribuíamos nuestros 4 días en Yucatán 😦 y estuvimos a punto de dejar de lado Izamal. ¡Fue un acierto no hacerlo!

IMG_20171031_144011013

Aproximadamente a unos 66km de la ciudad de Mérida se encuentra Izamal, un pueblo de calles empedradas, pintado de blanco y amarillo. Es conocida como la ciudad de las 3 culturas ya que posee una gran herencia cultural de la época prehispánica, de la colonial y del México de hoy. Existen muchas pruebas por las cuales se cree que Izamal fue una de las ciudades más importantes de la civilización maya. Se han encontrado importantes vestigios de esta cultura, incluyendo 5 templos que por mucho tiempo permanecieron sepultados y los cuales se pensaba que eran simplemente cerros. Por esto a Izamal también se le conocía antiguamente como “Ciudad de los cerros”. Su red de caminos (sacbés: caminos que conectaban plazas y templos) y el tamaño de los edificios son otra prueba de la importancia de Izamal en la época precolombina.

Se pueden explorar las zonas arqueológicas de Izamal, subir a lo alto de las ruinas y admirar todo el paisaje selvático.

Pero… no es solo por esto que Izamal fue nombrado entre los primeros Pueblos Mágicos de Mexico en 2002…

Cuando llegaron los conquistadores y con ellos la evangelización, se construyó una iglesia justo encima de un edificio maya conocido como Pap-Hol-Chac, así como un convento franciscano con el nombre de San Antonio de Padua.

IMG_20171031_130647281

Nuestra visita empieza aquí… en el fascinante convento de San Antonio de Padua y Santuario de la Virgen de Izamal, nombrada Patrona de Yucatán, a quien celebran el 15 de agosto.  Sus 75 arcos que encierran el jardín central del complejo forman un corredor amarillo que nos transporta a otro tiempo. La explanada de dicho jardín mide 7,806 metros cuadrados, convirtiéndola en la segunda más grande del mundo por detrás de la Plaza de San Pedro.

IMG_20171031_130209157Explorar todo el convento e incluso entrar a su pequeña exposición vale la pena. En este mini museo se encuentran pinturas y los trajes que ha vestido la Virgen de Izamal, conocida por sus múltiples milagros. Dicen los lugareños y creyentes que ella ayudó a liberar a Mérida de varias epidemias.

Después de visitar el convento, es totalmente recomendable dar un paseo por el pueblo, todo pintado de amarillo, donde parece que el tiempo se detiene. Hay varias tiendas de artesanías interesantes, muchas de estas enfocadas al henequén. El henequén es una planta que proporciona una fibra natural muy resistente y fue el material empleado por excelencia para la fabricación de cuerdas para barcos, para tejidos y otros objetos de uso básico en la época de la colonia. El henequén fue el principal sustento económico de Yucatán por muchos años y uno de los principales centros de producción era precisamente Izamal. Todavía se pueden encontrar y visitar las haciendas. – San Lorenzo Aké es el nombre de unas de las haciendas henequeneras (se ubica en medio de las pirámides) donde todavía se vive de esto.

IMG_20171031_145816954Siguiendo nuestro recorrido por las calles de Izamal, notamos que hay algunas esquinas con nombres algo folclóricos, como la esquina Del Elefante, la del Chino, del Toro, Flor de Mayo, entre otros. Me paré en la esquina del Elefante para preguntar y la seño de la tiendita no tenía ni idea. Menos mal que hay placas que explican brevemente de que se trata. Todos estos nombres se deben a anécdotas y leyendas populares. ¡ Una historia en cada esquina !

 

¿Por qué Izamal está pintado de amarillo?

La tradición de pintar las fachadas de amarillo comenzó apenas en los 50 años, convirtiéndose poco a poco en un símbolo de Izamal. Existen dos teorías, una ligada al Vaticano y a la visita del Papa Juan Pablo II en el 93 y otra que está relacionada con los mayas y la importancia del maíz. A mi me gustan más la del maíz, así que es la que les voy a contar 😉 súper resumidísima…

– De acuerdo al “Popol Vuh”(libro sagrado), luego de dos intentos fallidos, el hombre fue creado del maíz. En su primer intento, los dioses crearon al hombre de barro. El problema es que el barro es frágil, se endurece con el sol y se deshace con las fuertes lluvias. Así que intentaron crear al hombre desde la madera para que fuese más resistente. Sin embargo, los dioses vieron que al ser de madera, el hombre no tendría sentimientos y no se interesaría ni por adorarlos.

Al ver la desesperación de los dioses, cuatro animales, el zorro, el coyote, el loro y el ciervo, los guiaron a un campo donde crecía infinidad de maíz amarillo y blanco. Los dioses comenzaron a modelar el maíz hasta que se convirtió finalmente en la sangre y carne de los seres humanos.

Izamal es amarillo y blanco en honor al maíz, el alimento sagrado y sinónimo de creación del hombre en la cultura maya.

Les comparto un vídeo de nuestro último viaje a Yucatán.

 

Las ventajas de ser inmigrante

Bienvenido abril! Este mes, precisamente el día 9, cumplo 5 años en Inglaterra. Cuando recién llegué, no tenía tan presente la fecha porque pensé que mi estadía iba a durar solo 6 meses 😀 jaa , pero conforme fueron pasando los años y seguí con mi vida en Reino Unido, cada que llega el mes de abril hago una especie de recuento mental e involuntario de todo lo que ha pasado, todas las experiencias, los viajes, las sorpresas, lo bueno y lo malo.

En este último par de años pareciera que no es el mejor momento para ser un inmigrante. Algunos países cierran sus puertas y algunas personas mantienen sus mentes cerradas y limitadas a los estereotipos y la generalización. Tras la celebración del referéndum (Brexit) en Reino Unido, hemos escuchado comentarios racistas y retrogradas que de verdad nos entristecen 😦 Por otro lado, existen también aquellos países que están abriendo sus puertas y personas, incluso aquí en Inglaterra, que te dan la bienvenida como alguien que llega a aportar y vivir honradamente en su país.

Vivir lejos de “casa” puede ser todo un reto. Hace un tiempo escribí un post sobre lo que nadie te dice antes de emigrar, empezando por el hecho de ser un proceso que dura toda la vida (Kay Deaux, 2006), el cual seguirá afectando a la persona aún después de haber emigrado. – To Be an Immigrant, Kay Deaux 

On the other hand! Por supuesto que he descubierto las ventajas de este país y las de ser inmigrante en general, de la libertad de movimiento que existe en Europa (y que los Británicos están por tirar por la borda),  el aprendizaje y todos aquellos retos que suponen ser expatriado y que son experiencias imposibles de vivir desde “la comodidad” de nuestro país de procedencia.

Así que decidí escribir este post, un poco más positivo que el anterior 😉 , haciendo un recuento de las ventajas que he encontrado al ser expatriada, muy a parte de los posibles aspectos económicos o de calidad de vida, que por lo general son las razones más comunes por las que se emigra.

Te ofrece un nuevo comienzo

Si, si, si… Puede sonar a total cliché, pero esta es realmente una oportunidad para empezar de cero. Tienes la oportunidad de llevar contigo solo lo que tu quieras (tanto literalmente, como en sentido figurado) y puedes dejar atrás lo que no necesitas más en tu vida.

waltermitty

Te lleva a viajar y descubrir nuevos lugares

Of course! Vivir en Europa tiene la gran ventaja de que todos los países están más cerca uno del otro, y a pesar de que Reino Unido es una isla, me ha permitido saltar al continente en escapadas de fin de semana, o puentes, a veces sin pedirme vacaciones. Pero si tu plan es emigrar a Australia o te encuentras viviendo en Canadá, (es decir, en algún país INMENSO), tienes la oportunidad de recorrer lugares maravillosos y llegar a ver realmente un país por lo que es, más allá de “lo turístico”, viviendo y trabajando como los locales.

amelie

Te invita a conocer gente nueva

Aunque creas que no eres “muy amiguero”, o no eres tan sociable, vas a conocer muchísima gente. Quizás algunas personas sean solo pasajeras, pero las que se quedan suelen ser relaciones muy especiales. Lo que nos lleva al próximo punto…

Te da nuevos amigos: Life-long vs Sweet & short  

He tenido dos experiencias viviendo en dos países diferentes como extranjera, y aunque las dos han sido experiencias muy distintas, ambas coinciden en un aspecto. -Vivir en el extranjero (por lo general) nos hace involuntariamente forjar relaciones más fuertes en períodos de tiempo más cortos. Por lo regular, esto pasa más entre extranjeros y no importa lo diferentes que sean el uno del otro, ya que al menos tienen una cosa muy importante en común… y es que los dos están lejos “de casa”.   Pero si tienen más cosas en común, normalmente estas se vuelven relaciones para toda la vida. 🙂 Se convertirán en tu pequeña nueva familia y en amistades que te acompañarán siempre.

friends2

Te deja habilidades nuevas 

Vivir en un país donde se habla otro idioma diferente al tuyo es una gran ventaja. Si no lo hablas todavía, haz el intento, practica y aprovecha cada oportunidad para equivocarte. Si se habla el mismo idioma, de cualquier manera puedes sacarle el mayor partido a tu experiencia en el extranjero. Ten en cuenta que emigrar supone muchos retos y salir de tu zona de confort. Por tanto, te convierte en un individuo más seguro de si mismo, valiente y adaptable. Esto último creo que es lo más importante. Muchas veces hay que hacer verdaderos esfuerzos por entender y aceptar como funcionan las cosas en ese nuevo país. Esto nos lleva también a ser más tolerantes. Todas estas habilidades se valoran mucho en el ámbito laboral 😉

challenge

Te vuelve experto en solucionar problemas

Todos los días como expatriado, se te plantea un nuevo desafío, sobre todo al principio. Desde conseguir un trabajo, sin conocer absolutamente a nadie, hasta buscar un lugar donde vivir que se adapte a tus necesidad (y sobre todo a tu bolsillo…!) Se me vino a la mente cuando nos mudamos a Liverpool y teníamos MUY poco tiempo para encontrar una casa (básicamente solo un fin de semana). Las agencias, además de cobrar muchísimo dinero por sus servicios, un par ni siquiera nos dieron cita para ver el sitio porque escuchaban un acento foráneo. Una vez una agente me dijo que realmente no quería hacerme perder el tiempo, ni que yo le hiciera perder el suyo (jajaaa)… También están presentes mi eterna lucha contra el clima de Inglaterra, como adivinar lo que los ingleses realmente quieren decir cuando están siendo “polite”, y ni hablar del casi imposible reto de encontrar un trabajo para conseguir la visa. Siempre habrán retos, ya sean lingüísticos, culturales o de otra naturaleza. Aunque llega a ser agotador, al final te das cuenta que absolutamente TODO en esta vida tiene solución, menos la muerte.

Te hará valorar más lo que dejaste atrás

Esto es sin duda lo más difícil… al menos para mi. Estar lejos de tu familia y amigos es otro gran reto que vives a diario. A esto le sumamos otras cosas como la comida, el clima, la cultura, las tradiciones… Cosas que pueden parecer tontería, se empiezan a echar de menos. ¡Se me ocurre el cine! Yo iba al cine en México literalmente cada semana. Desde que vivo aquí en Inglaterra he ido al cine literalmente una vez al año. Fuera de broma, mi película del 2015 fue Star Wars VII, en 2016 fui al cine en México (Bridget Jones, la amo) y este año tocó La Bella y La Bestia. -¿La razón? Ir al cine aquí cuesta alrededor de £12 que son $280 pesos a día de hoy, contra unos $60 que me costaba en México. Aunque ganemos en libras y “el que convierte no se divierte”, lo pienso y se me quitan las ganas de ir.

VivaMexico

Por último…

Dos países diferentes se ven obligados a fusionarse contigo

La manera en que vivas la vida y tu experiencia es solo tuya y única.