Home sweet home: 5 cosas que convierten mi casa en hogar

Me fui “de casa” hace 10 agostos. Desde ese día, me he mudado de ciudad, de país y de casa no se cuantas veces. La verdad no se cuantas, pero puede que a estas alturas sea una experta en empacar y desempacar. La casa donde crecí y viví (hasta ahora la mayor parte de mi vida) siempre me dará ese sentimiento de hogar por que es ahí donde se albergan todos los recuerdos, desde mi primera borrachera (las de varios de mis amigos también), fiestas inolvidables, desayunos con “Chabelo”, Navidades, Año Nuevo, así como recuerdos tristes, que son también parte importante de mi vida.

Por el otro lado, cuando llegas a un nueva casa, depa, piso, flat (como le quieras llamar)… no existe nada. La casa está vacía no solo de muebles y cosas, también de recuerdos. Cuando nos mudamos a Liverpool en Noviembre, el depa estaba frío entero, las paredes heladas, blancas y aburridas. Las lámparas y los 3 muebles que nos dejaron, que probablemente sean del siglo pasado, tampoco ayudaban mucho.

Poco a poco vas moviendo, quitando y agregando cosas que te hacen sentir más a gusto, hasta que llega el día en que te sientes “en casa”. Por más que me guste viajar y andar de un lado para otro, creo que todos necesitamos un lugar que nos haga sentir ese calor de hogar en algún momento.

Respondiendo al “daily prompt” de ayer y cumpliendo con la tarea, aquí comparto las 5 cosas que convierten mi casa en hogar 🙂

  • Fotografías – Esta es sin duda la número 1. Tengo fotos en el librero, en las mesas, en la pared y hasta en el refri.
  • Música – Cds, vinilos y el record player. Música la mayor parte del tiempo; cuando escribo, mientras cocino, cuando trabajo y antes de salir para motivarme.
  • Comida – ¡Cocinar! Definitivamente la comida hace de una casa un hogar. La mezcla de olores en la cocina no nos dejará mentir.
  • El bar – Desde hace ya varios años tengo un espacio dedicado al Capitán Morgan y al vino.

  • Los recuerdos –  Como ya lo he dicho, creo que las mejores cosas de la vida no son cosas. Puede sonar cursi y repetitivo pero en mi opinión, una casa sin historias para contar, no es más que un espacio insustancial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s