Un poco de Irlanda del Norte

Para levantar un poco el ánimo, vamos a recorrer Reino Unido…

10 pm, en el puerto y terminal  de Birkenhead… hora de abordar 🙂

Estamos a punto de iniciar una travesía en un ferry que conecta a Inglaterra con Irlanda del Norte. Destino final: Belfast. Nuestra misión: ver un poco de Irlanda del Norte. Fueron 8 horas en ferry (desde Liverpool), que si les soy sincera, en cuanto al precio no había mucha diferencia con el billete de avión. De hecho, desde Inglaterra hay vuelos a Irlanda súper baratos, a partir de £20 (incluso menos!) si se mira con tiempo. El viaje en ferry era simplemente algo que queríamos hacer y tachar de la lista...

El barco no está mal. Tiene cine, cafetería, área para niños, restaurante, bar, televisiones, wifi gratis (muy importante), camarotes (£60), y mucho espacio para dormir y para ahorrarse las £60, como nosotros. Hubo un momento de la madrugada en que me desperté, fui a dar una vuelta y me pareció ver a gente dormida hasta en el área de juegos de los niños, específicamente dentro de la alberca de pelotas. Osea que si algún día viajan en “overnight” ferry, es importante entrar temprano al barco para agarrar buen sitio 😉 jaja

Teníamos solo dos días para una probadita de Irlanda del Norte ¿Qué se puede hacer?

IRLANDA

1. Desayuno Irlandés

Let’s be honest. El desayuno irlandés no tiene mucha diferencia con el inglés. Sin embargo, hay que hacer la distinción… y cuidado si le llamas English breakfast, ya que puedes recibir miradas de desapruebo. La diferencia es un tema que nadie me ha podido aclarar hasta el momento… Supuestamente que el desayuno irlandés lleva champiñones 🙂 aunque en algunos pubs en Inglaterra también lo sirven con champiñones. Estoy confundida… pero me da igual. Me lo como.

irlandanorte4

En este desayuno faltaron los baked beans, salchicha, bacon, y mil cosas.. (quizás no fue el mejor ejemplo jajaja)

2. Tour por la costa y visita a Giant’s Causeway

Decidimos dedicar el primer día a un tour por la costa de Antrim para visitar la Giant’s Causeway, es un área de alrededor de 40 000 columnas de basalto entrelazadas, resultado de una antigua erupción volcánica. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986 y reserva natural nacional en 1987 por el Departamento de Medio Ambiente de Irlanda del Norte. Es sin duda la atracción principal y un espectáculo natural que vale la pena visitar.

El tour salió a las 9:30 am y también hizo una parada en una destilería de whisky, donde nos dieron a probar varios tipos de exquisito Irish whisky “para bajar el desayuno”. Posteriormente paramos a ver las ruinas de Dunluce Castle (parte de la ruta de Juego de Tronos), un castillo con un paisaje completamente verde, con el mar de fondo, en el filo de un acantilado. Se piensa que el Castillo de Dunluce fue también la inspiración de Cair Paravel (castillo ficticio) en Crónicas de Narnia de C. S. Lewis.

IrlandaNorte1

Irlandanorte3

También fuimos a visitar el Carrick-a-Rede Rope Bridge, un puente colgante que está a 30 metros de altura y tiene 20 metros de longitud.

Recomiendo mucho esta compañía, Causeway Coast Tours, que se especializa en tours por la costa de Antrim. Se puede reservar y pagar en línea en la página para asegurar el lugar. Los fines de semana se suelen llenar los tours. Para los fans de Game of Thrones, también ofrecen un tour que visita algunas locaciones. Aunque estos son tours que duran prácticamente todo el día y son unas dos horas hasta llegar a Giant’s Causeway desde Belfast, no se siente tanto porque vas parando y te van contando historias, leyendas, datos curiosos y esas cosas. Bueno, al menos nuestro guía ¡no paraba de hablar!

3. The Crown: Victorian Gin Palace

Aunque terminamos un poco cansados de estar caminando todo el día, era necesario parar en algún pub irlandés después del tour al llegar a Belfast. Justamente por donde nos dejó el autobús del tour, en la calle Great Victoria, está The Crown. Este pub súper icónico de la ciudad de Belfast es incluso parte de la National Trust, ya que es un ejemplo de “gin palace” victoriano, que eran sitios que se especializaban en ginebra y tenían un diseño similar entre ellos. El lugar es muy bonito por dentro y por fuera.

4. Mercado de St. George en Belfast

El mercado de St. George es uno de los atractivos turísticos más antiguos y uno de los lugares más visitados de Belfast. Se construyó entre 1890 y 1896. Es un mercado súper variado, aunque no es tan grande, realmente tiene de todo. Solo abre los fines de semana, de viernes a domingo. Los sábados y domingos tiene hasta música en vivo. Hay artesanía local, joyería, antigüedades, ropa, souvenirs, etc. También hay comida tanto local, como internacional, postres y antojos de todo tipo.

5. Un paseo por el Cathedral Quarter

Lleva su nombre por la catedral de St. Anne’s  y es la parte más antigua de la ciudad, la cual ha evolucionado hasta ser hoy en día una muestra de arquitectura fascinante y callejones empedrados para explorar, con una buena variedad de barecitos, pubs y restaurantes. Nosotros dimos con un bar con decoración interesante que se llama The Spaniard, en el corazón del Cathedral Quarter. Algo pequeño, pero buena opción para hacer escala por unas pints.

Belfast es famoso por su “Street Art”, e incluso hay tours que te llevan por los rincones más interesantes, su mayoría se encuentran precisamente en el área del Cathedral Quarter. Muchos de sus murales expresan las divisiones políticas y religiosas del pasado y DEL PRESENTE de la región. 

Captura de pantalla 2016-06-27 a las 21.53.45

streetart3

Aunque el tiempo nos tocó bastante irlandés… fue muy interesante visitar Irlanda del Norte y era el país del Reino Unido que nos faltaba por ver. Belfast, su capital, ha tenido un gran crecimiento turístico en los últimos años. Como comenté antes, Game of Thrones ha contribuido algo. No soy fan— pero a pesar de que la serie ha sido filmada en muchos escenarios de diferentes partes del mundo (Marruecos, Islandia, Malta, Croacia) la mayoría de ella ha sido grabada en Irlanda del Norte.

Nos explicaba el guía que realmente el turismo en Belfast tiene tan solo una década, debido a los conflictos mejor conocidos como “The Troubles”, que duraron desde el 8 de octubre de 1968 hasta la firma del Acuerdo de Viernes Santos, el 10 de Abril de 1998, cuando se sentaron las bases de un nuevo gobierno, donde católicos y protestantes “comparten” el poder. Si bien, nunca fue una guerra declarada, esta fue una época difícil para Irlanda del Norte, la cual tuvo tristemente muchas pérdidas humanas.

Hora de volver al ferry 🙂 Otro fin de semana de esos que nos gustan, bien aprovechado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s