Crónicas de Yucatán: Lo que no te puedes perder en Mérida

¡¿Qué?! ¿Ya estamos en 2018? Necesito ponerme al corriente 🙂 En posts anteriores les conté de 3 sitios arqueológicos de la cultura Maya que están muy cerca de la ciudad de Mérida. También dediqué un post completo un rinconcito encantador y de color amarillo en Yucatán, el pueblo mágico de Izamal.  Ahora me gustaría contarles lo que hay que ver en la capital Yucateca, pero sobre todo lo que no se pueden perder si van.

Pero… ¿Por qué visitar Mérida? Primero que nada, Mérida es un excelente punto de partida para conocer la península de Yucatán y los tesoros de la cultura maya. Además, la ciudad fue nombre Capital Americana de la Cultura en 2017 (por segunda vez) y es que no ha dejado de crecer culturalmente en los últimos años. Cada día puedes encontrar eventos o exhibiciones gratuitas, cuenta con cuatro teatros, uno de ellos el Teatro José Peón Contreras, un edificio de estilo neoclásico que es un auténtico símbolo de arte y cultura en Yucatán. Los Yucatecos son orgullosos de su ciudad, de sus tesoros y tienen también fuertes raíces y tradiciones.

Mérida es en sí una mezcla del México colonial y el cosmopolita. Además de visitar sus maravillosos rincones en el centro histórico, puedes disfrutar de centros comerciales y una amplia gama de restaurantes y bares. Pero si lo que quieres es huir del mundo moderno y buscas la naturaleza, puedes armarte una ruta de cenotes. ¿Sabías que hay cenotes escondidos en la ciudad también? Por ejemplo, en el estacionamiento de una tienda Costco se encontraron uno hace apenas un par de años. La tienda hizo un buen trabajo al adornarlo y cubrirlo con piedras, plantitas y luminaria para los curiosos visitantes. Si quieres una experiencia de un México auténtico y no quieres un entorno tan “turístico”, Mérida es tu punto de partida. Por último, pero no menos importante, el estado de Yucatán se considera uno de los más tranquilos y seguros, siendo Mérida la ciudad con el porcentaje de crimen por capita más bajo en México. ¿Quieres más razones?… Mérida también tiene playa.

 ¿Qué hacer en Mérida?

1. Dar un paseo por “Paseo de Montejo” 

Esta es considerada la avenida más importante de la ciudad. Su nombre se debe al fundador de la ciudad, Francisco de Montejo, quien llegó a la ciudad en 1542. A lo largo del paseo hay monumentos emblemáticos, palacetes y mansiones. La avenida va desde el barrio de Santa Ana, en el centro, hasta la salida hacia el puerto de Progreso.

2. Catedral de San Ildefonso y la Plaza Grande

La Catedral de Mérida es muy bonita, pero lo importante está en su historia e importancia. La Catedral de San Ildefonso recibe su nombre cuando fue asignada a la cabeza del Arzobispo de Toledo. Además de haber sido construida sobre un templo maya de la antigua ciudad de T’Ho, es la catedral más antigua de México y de toda América construida en tierra firme. En antigüedad solo la supera La Catedral de Santo Domingo, por supuesto en la isla de Santo Domingo, el primer punto donde desembarcó Hernán Cortés.

Al salir por la puerta principal de la catedral nos encontramos con la Plaza Grande, el corazón de la ciudad. Por la tarde nos topamos con una feria de libros y por la noche un mercadillo de artesanías. Además había un escenario con música en vivo afuera de la iglesia. Tengo entendido que hay muchos escenarios para bailar en las calles, dependiendo del día de la semana. Lo que no te faltará en Mérida será el ambiente.

DCIM100GOPROGOPR4372.
Plaza Grande

3. Casa de Montejo

Esta lujosa casa fue construida entre 1542 y 1549 por los “conquistadores” de la ciudad para usarla como residencia en el centro de Mérida. Perteneció a la familia de los Montejo hasta después de la Independencia de México. Fue hasta 1981 que el Banco Nacional de México (Banamex) adquirió la casa para oficinas bancarias. En 2010 la Fundación de este mismo banco, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) transformó la propiedad en museo. Se ha intentado exponer de manera que te haga sentir dentro de la original residencia de los Montejo. Sin embargo, hoy la casa solo es una fracción de lo que fue originalmente, ya que fue perdiendo terreno por traspasos y ventas parciales a lo largo del tiempo.

4. Come una marquesita

Cuando era niña descubrí esta maravilla estando en Cancún… por mis rumbos nunca había visto nada igual. Fue hasta mucho después que me enteré que eran típicas y originarias de Yucatán. Cuentan los lugareños que unos “heladeros” muy conocidos de Izamal (desde 1910) emigraron a Mérida por ahi de los 30s para continuar con su negocio. Sin embargo se encontraron con que en las “épocas de frío” la gente no comía helado y las ventas bajaban mucho. Entonces se les ocurrió comercializar solamente los conos o barquillas de helado y fue así como haciendo pruebas con varios ingredientes encontró la combinación que hoy conocemos como la típica “marquesita de queso bola”. Si esta combinación te parece un poco rara, ya las encuentras rellenas de mil cosas. Otra clásica es la rellena de nutella. ¡Ya estamos en el postre y nos hemos comido! mejor, antes de eso…

made3

5. Deléitate con la gastronomía tradicional de Yucatán

La cocina de Yucatán es un claro ejemplo de la maravillosa mezcla surgida con la llegada de los españoles, con las creencias de los mayas y los ingredientes de la región. Al igual que en el post anterior (Izamal) donde les cuento que según el Popol Vuh, el hombre viene del maiz (¡spoiler!), se dice que la razón por la cual el maíz se utiliza con frecuencia en la cocina yucateca es en honor a Yum Kaax, el dios del maíz, quien nos trae prosperidad y abundancia. -No tengo pacto con ningún restaurante, ni mucho menos, pero recomiendo mucho visitar la Chaya Maya. ¡Ojo! hay varias Chayas… no todas son Chaya Maya. La sucursal de “La Casona” es la más bonita, en lo personal. Está en la calle 55 x 60 y 62. Advierto que cierran a las 11pm (me tuve que comer las empanadas en shin….) Sin embargo cualquier lugar al que vayas seguro que está bueno. La comida en Yucatán es LO MÁS. Algunos de los platos favoritos son las empanadas de queso bola (mis favoritas!), la cochinita pibil (of course!), papadzules, panuchos, huevos motuleños, pescado a la Tikinxic y la sopa de lima (también la amo). Por supuesto, esto se debe acompañar con una agua de chaya. Podría llevarme todo un post solo para hablar de comida tradicional mexicana, así que voy a parar.

6. Para bajar la comida… prueba el Xtabentún 

891698971404309¿Por qué no tenía idea de la existencia de esta bebida? Según la leyenda maya, una vez hubo una mujer llamada Xtabay, quien vivió una vida llena de amor apasionado… y luego se ahora (uuuhh). Para no hacerles el cuento largo, se dice que cuando ella murió, las plantas que brotaron de su tumba traían una pequeña flor aromática. Esta flor lleva el nombre de Xtabentún, flor que se da solo en Yucatán. La bebida que lleva esta flor tiene miel, anís y aspecto como de néctar. Lo se, no soy la mejor describiendo bebidas… se me dan mejor las leyendas 😀

 

7. Parque Santa Lucía

El parque de Santa Lucía es un lugar emblemático de la ciudad y donde también puedes encontrar escenarios con música y danza. Siéntate en una de las bancas tradicionales de Mérida, “las sillas confidentes”, y disfruta de la tarde. Santa Lucía es también el nombre del pintoresco barrio donde puedes también visitar su iglesia y puedes encontrar muchos restaurantes, tienditas y cafecitos. A solo 5 minutos del parque se encuentra el Mercado 60. Este mercado es menos tradicional, pero es un espacio al aire libre muy interesante donde puedes encontrar varios puestos de restaurantes para comer y beber, además de música en vivo o diferentes eventos.

DCIM100GOPROGOPR4555.

8. Barrio de Santa Ana

El barrio de Santa Ana es un poco más tranquilo, pero tiene su encanto. Nosotros fuimos a curiosear y entramos al Mercado de Santa Ana, donde vimos muchos puestos para desayunar o tomarte un jugo fresco. Este barrio también tiene su iglesia y su parque.

duclemazapan
Calaveras de azúcar a la izquierda y dulces de Mazapán

9. Visita los Museos 

¡Dijimos que Mérida tenía oferta de cultura! Tiene el Museo Regional de Yucatán en el Palacio Cantón, el Museo de la Canción Yucateca, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo de la Ciudad de Mérida, entre muchos otros. Un poco más alejado del centro tienes el “Gran Museo del Mundo Maya”, que está cumpliendo apenas 5 años. No lo visitamos por tiempo pero me han dicho que está muy bien.

10. ¡Vamos a la playa!

Bueno, quizá me emocioné… la playa no está técnicamente en Mérida, ya que pertenece a Puerto Progreso. Esta ciudad costera está a solo 30 minutos de Mérida y si tienes tiempo y ganas de bañarte en las playas del Golfo de México creo que vale la pena ir 🙂

progeso

Aquí les dejo un vídeo de algunos momentos del viaje a la Península de Yucatán que hicimos con mis amigas en 2017 y también aquí acaban mis Crónicas de Yucatán. Espero tener la suerte de visitar aquellos lugares pronto otra vez 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s