Escapada: Madrid en 2 días

¿Quién dice que no se puede ver Madrid en dos días?

Madrid es una ciudad donde hay mucho que ver, en cualquier época del año. Si nunca has estado, en dos días puedes darte una idea de la ciudad y disfrutarla un poco. Si ya has visitado Madrid antes, una o mil veces, te aseguro que siempre habrá algo que hacer… y lo sabes.

Escapadas como estas son las que se agradecen de vez en cuando, para salir de la rutina, para cargar baterias y para dejarnos con ganas de más. La verdad este tipo de viajes son los que más hacemos durante el año, casi siempre los fines de semana o aprovechando los puentes. Dependiendo del destino, a veces no necesitas tomarte ni un día de trabajo.

Para los que vienen del otro lado del charco, sabemos que a veces queremos ver Europa entero en 2 semanas y esta es una manera de no dejar fuera del itinerario a la capi por falta de tiempo.

Si Barcelona lo visitamos en 3 días, pues Madrid lo hicimos en 2.

Llegamos en tren el domingo muy temprano a la estación de Atocha, la estación principal en Madrid… Dejamos las mochilas en consigna (pagamos como 3 €) y ahorramos valioso tiempo en ir hasta el hotel y volver al centro. Fuimos andando a nuestra primera parada para desentumirnos un poco. (Nos quedamos por la plaza de toros de Las Ventas)

FELIZ de mercadillo...
FELIZ de mercadillo…

Después de andar unos 20 minutos llegamos a El Rastro, un mercadillo en pleno casco histórico de la ciudad, con varios siglos de historia que hasta la actualidad se pone los Domingos y días festivos. Todo comenzó como un mercado semi-clandestino de venta de objetos usados, matadores y curtidores de pieles. Fue hasta el siglo XIX que empezaron a llegar anticuarios, muebles, monedas, ropa, objetos “de valor”, libros… un mar de cosas… de todo.

Soy fanática de los mercados y esta es básicamente la razón por la cual fue la primera escala. Muy recomendable llevar espacio en la maleta… 😀

A unos 15 minutos andando o menos, está el Mercado de San Miguel. Es demasiado turístico y bastante caro a mi parecer. Sin embargo es uno de los mercados más antiguos, fue remodelado en 2009, y probablemente sea el más bonito de Madrid. Así que, aunque a veces no se puede ni caminar de lo lleno que está, vale la pena la visita. Está abierto de lunes a domingo a partir de las 10 de la mañana y los jueves, viernes y sábado abre hasta las 2am.

Muy cerquita está la Plaza Mayor, una parada imprescindible. Desde sus inicios sirvió de sede de eventos de todo tipo… desde fiestas, hasta ejecuciones. Afortunadamente, lo de las ejecuciones quedó en el pasado y en lugar de esto podemos encontrar, por ejemplo, el mercadillo de Navidad que este año (2015) empieza el 12 de diciembre.

El Oso A otros 5 minutos está la Puerta del Sol. En esta plaza se encuentra “La Casa de Correos”, más conocida por su reloj, que es el que marca las doce campanadas el 31 de Diciembre para entrar al año nuevo. Frente a este edificio está el “Kilómetro Cero”, que es donde empiezan las carreteras radiales en España. Tomarse foto en la placa.

Otro punto importante en la plaza es la estatua de “El Oso y el Madroño”, que es el símbolo y escudo de Madrid. (Por ahí nos dijeron que es una OSA…)

Luego caminamos como unos 15-20 min hasta el parque de El Retiro. Andando por Alcalá, pasamos por la Plaza de Cibeles, uno de los puntos más simbólicos de Madrid, con su fuente rodeada por edificios emblemáticos como El Palacio de Linares y El Palacio de las Comunicaciones. Si sigues caminando por la calle Alcalá hasta El Retiro, pasarás también por la Puerta de Alcalá, en la Plaza de la Independencia. El nombre de la Puerta de Alcalá y de la calle con el mismo nombre, vienen por estar situadas en el camino que existía para ir a Alcalá de Henares.

El Retiro fue uno de los puntos que más me gusta de Madrid. Me encantan esos inmensos espacios verdes dentro de una gran ciudad… este tiene solo 125 hectáreas.

Retiro

Algo que me pareció interesante es que en el parque se encuentra probablemente el árbol más antiguo de Madrid… y ¡es de origen mexicano! 🙂 El ahuehuete del parque El Retiro. Cuenta la leyenda, que durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, los soldados de Napoleón instalaron un cañón entre las ramas del árbol y desde allí disparaban. A lado del árbol hay un letrerito curioso que les contará un poco más.

El parque fue excelente para hacer un poco de tiempo antes de entrar al Museo del Prado, uno de los más importantes del mundo. ¿Porqué hacíamos tiempo? Bueno… los domingos hay entrada gratuita de 5 a 7 pm. De lunes a sábado la entrada gratuita es de 18.00 a 20.00h. Esto conviene si no tienes tanto tiempo para ver el museo, como en nuestro caso.

Pero si tienes tiempo y te gusta, el museo es enorme, hay mucho que ver y seguro estarás más de dos horas. La entrada general son como 14€ Este tiene sin duda la más valiosa colección de pintura española existente y de muchos otros artistas Europeos importantes.

Después de un día largo, de mercados, de compras, de naturaleza, de historia, de arte… de todo… terminamos con una cena y unas cañitas en una cervecería que nos quedó súper a mano… casi cayó del cielo.

La guía de Time Out es muy recomendable para buscar opciones para cenar, beber y también qué hacer en Madrid.

Segundo día, después de haber dormido como bebés… nos unimos al tour gratis que sale desde la Plaza Mayor. Lo que dura el tour son 3 horas más o menos andando, pero es muy bueno para darnos una idea general de la historia de la ciudad y la verdad estos chicos siempre lo hacen muy entretenido.

Después del tour fuimos a visitar la Catedral de la Almudena, que aunque hay gente que no le gusta nada, a mi me pareció majestuosa. La entrada es gratuita, excepto para el museo y para la cúpula, a la que ya se puede subir. Yo no subí, pero me imagino que la vista debe ser genial.

Catedral de la Almudena

La Catedral está justo enfrente del Palacio Real de Madrid. La entrada es gratuita a partir de las 4pm de lunes a jueves (octubre a marzo) y a partir de las 6pm (abril a septiembre). Más información de horarios en la página del Palacio.

Palacio Real

Luego para acabar el día caminamos hacía Callao. Esta es otra plaza icónica de la ciudad, que da comienzo también a la Gran Vía. Este es un paseo casi obligado, ya que es la calle más conocida de Madrid, una calle comercial con tiendas, restaurantes, bares, cines y teatros…

Lo que me encanta es que a pesar de ser una gran ciudad, todo en el centro queda muy cerca. Tal como lo he escrito, todo lo hicimos caminando, a excepción del camino al hotel en metro.

Entonces en 2 días da para hacerse una idea general de Madrid, pero advierto… te quedas con ganas de más…

“…aunque muera el verano y tenga prisa el invierno, la primavera sabe que la espero en Madrid.” ―Joaquín Sabina

Anuncios

3 días en Barcelona…

Barcelona

Cuando se tienen pocos días para visitar por primera vez una ciudad con tantas cosas que ver, como lo es Barcelona, quisiéramos poder agregarle horas al día.

La primera vez que pisé Barcelona teníamos 3 días para verlo. Así sucede también con la mayoría de viajeros de otros continentes cuando hacemos un “Eurotrip”. Muchos disponen de más tiempo, pero otros quisiéramos ver Europa en 2 semanas.

Barcelona es una de mis ciudades favoritas, porque en mi opinión personal lo tiene todo. Me encanta, tanto en invierno, como en verano. Es una ciudad dinámica y rica en historia. Es hogar de obras maestras de arquitectura modernista, como la Sagrada Familia de Gaudí, la cual sirvió de inspiración a artistas como Picasso y Dalí. Se disfruta simplemente al caminar por sus callejones. Obviamente también hay museos importantes, como el de Picasso y otros edificios que valen la pena aunque sea admirar por fuera, ya que son Patrimonio de la Humanidad; la Pedrera, Casa Battló, Palacio Güell y la Casa Vicens de Gaudí, solo por mencionar algunos.

Otra cosa muy importante (para mi)… Barcelona tiene playa, que aunque no es la más hermosa del mediterráneo, está ahí para disfrutarse. Sin embargo, a unos minutos saliendo del barullo de la ciudad, se pueden encontrar playas y calas increíbles a lo largo de toda la Costa Brava.

¿Por dónde empezar cuando hay tanto que ver?

Por mi experiencia en este viaje, puedo decir que el mejor lugar para empezar es la Sagrada Familia, recomendando 101% que si puedes comprar tu entrada antes *en línea, lo hagas. Detallitos como ese, son el tipo de cosas que te ayuda a ahorrar tiempo, ya que las filas para comprar las entradas pueden ser largas. Si llegas con el boleto en mano te ahorras al menos esa fila y si vas temprano seguro entras más rápido. En su website tienen varias opciones (¿Subir a una torre o no?¿Con o sin guía?). Yo subí a una torre. Si quieres ver toda su arquitectura desde otra perspectiva, vale la pena. También hay bonitas vistas, pero si quieres ahorrarte ese dinero, hay otros lugares con miradores que son gratis. En cuanto a lo de la visita guiada, no es que quiera quitarle “la chamba” a los guías, pero el audio guía que te incluye la entrada es bastante bueno.

La Sagrada Familia es de los lugares arquitectónicamente más impresionantes que he visto, por fuera y por dentro. Entras y te quedas así de… sin palabras. Todo ello es un viaje.

sagradafamilia3       

¿Cómo quedará la Sagrada familia cuando se termine de construir?

La Sagrada Familia está considerado uno de los proyectos arquitectónicos más largos del mundo tras 130 años en construcción. Uno de los principales obstáculos para terminarla es la complejidad de los diseños de Gaudí.

Después de la Sagrada Familia tomamos el metro hasta el Camp Nou, el estadio del Fútbol Club Barcelona – ¿Cómo llegar al Camp Nou? – Si te gusta el fútbol y aunque no apoyes al Barca, el tour por el estadio es cultura general. Si no te gusta, definitivamente es un paso que te puedes saltar para aprovechar otras cosas.

El Parque Güell fue otro de mis puntos favoritos. Cuando yo fui la entrada era gratuita y ahora he visto que cuesta 7€ para acceder a la “Zona Monumental”, lo cual me parece fatal. Tomando en cuenta el número de visitantes que reciben al día… ya podría costar menos. Pero bueno, si lo vemos por el lado amable, el parque es precioso, otro sitio considerado Patrimonio de la Humanidad y este dinero es para conservarlo.

Hay una parte del parque que es entrada gratuita. Puedes informarte mejor en esta página donde te muestran un mapa. Vale la pena la visita, aunque sea a la zona de libre acceso.

Después visitamos el área de Plaza España (metro estación Espanya, líneas 1 y 3). La plaza es una de las más extensas y significativas de la ciudad. En esta área se encuentra el Centro Comercial Las Arenas, construido sobre la antigua plaza de toros (Las corridas de toros en Cataluña quedaron prohibidas desde el 2012). Se puede subir a la terraza superior del actual centro comercial, la cual ofrece buenas vistas de la ciudad. Hay un ascensor que vale 1€ para subir, pero la verdad se puede subir por dentro del centro comercial por las escaleras eléctricas 😉 Un “tip” compartido por nuestra guía local. 

plazaespaña

Si empiezas el día temprano como nosotros, quizá te de tiempo de recorrer Montjuïc y ver el atardecer. Esta una montaña con una altura de 173 metros sobre el nivel del mar que también tiene una vista muy linda. (Se darán cuenta que me encantan las vistas jajaja.) Hay que subir y hay que caminar. Por la falta de tiempo, evidentemente no se puede ver todo. Pero en el área hay varias cosas que ver. En la cima se encuentra el Castillo de Montjüic, que actualmente solo es un mirador y se puede subir caminando o en teleférico. También se encuentran el Anillo Olímpico, construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, la Fundación Joan Miró, un jardín botánico y el Pueblo Español. Este último es al que decidimos entrar a visitar. El “Poble Espanyol” ha reproducido a “escala real” 117 edificios, calles y plazas de toda España, representando la variedad de la arquitectura popular de norte a sur y formando un museo arquitectónico al aire libre.

De regreso a Plaza España se encuentra la Fuente Mágica de Montjüic. Una buena forma de terminar el día es sentarse a descansar un rato a ver la fuente para luego buscar “el tapeo”. Tres posts por Time Out que creo que pueden servir:  – Bares con tapas gratis en Barcelona. – Las mejores tapas en Barcelona. – Los 100 mejores bares de Barcelona.

Montjuïc

Montjuïc2

Aquí el horario de funcionamiento de la fuente.

El segundo día empezamos pronto yendo primero a desayunar al mercado de La Boquería.

*El Mercado de la Boquería está cerrado los domingos y cierra parcialmente los lunes. Todos los días cierra a las 4pm.

Después del desayuno (la mejor comida del día) fuimos al tour “gratis” que organiza la empresa Sandemans y sale todos los días caminando desde la Plaça de l’Àngel (frente al Café Cappuccino) y tiene una duración de 3 horas. Más información aquí. Juro que no recibo comisión ni nada jajaja. En teoría estos tours son gratis, pero en la práctica no tanto por que hay que darle al guía una propina (casi siempre bien merecida). Los chicos lo explican todo muy bien.

El tour cubre muchos lugares: La Catedral, El Barrio Gótico, distrito del Born, Santa Maria del Mar, Santa María del Pi… Es por esto que es bueno hacerlo, sobre todo cuando se tiene el tiempo muy limitado. Cuando termina el tour ya es más fácil saber a donde se quiere regresar. Nosotros volvimos a la Catedral Gótica de Barcelona. De 13.00 a 17.30 se cobra la entrada, un “donativo de 7 euritos por persona”. Así que como consejo, hay que ir antes o después de esas horas. Ahorrar tiempo y dinero nunca está de más 😉

Antes de eso (y para esperar el horario gratuito jiji), fuimos a La Pedrera (o casa Milà). Había que visitar aunque sea una de las casas Gaudí por dentro. Luego bajamos por Passeig de Gràcia hasta la Catedral, que son unos 20 minutos, pero se pueden prolongar bastante ya que esta es la calle de las tiendas 🙂

   

    

Estas fotos a la derecha las hice justo afuera de la Catedral. Es un “Castell”, una torre humana de varios pisos de altura con gente de todas las edades y complexiones. Es una tradición catalana reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO desde el 2010.

Hablando un poco de tradiciones catalanas, lo que a muchos foráneos (incluyéndome) llama la atención son esos muñequitos haciendo del “número 2”: Los caganers. Esta popular figura de una personita cagando tiene su origen en la navidad, ya que se pone en los nacimientos de los hogares de Cataluña. Originalmente se representaba con un campesino catalán con su barretina (gorrito típico), pero ahora hay celebridades, futbolistas, presidentes, ex presidentes y de todo.

“El caganer con sus heces fertiliza la tierra, por lo que se le considera un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año siguiente.” ¡Qué bonito!

caganer

¡Tercer día! Dimos un último paseo por las Ramblas, Colón, echamos un vistazo a el Maremagnum y la última parada fue la Barceloneta. Como nos dolían tanto los pies de caminar lo único que pasaba por mi mente era echarme en la playa y tomar un tinto de verano. ¡Por fin!

ramblas

Dicen algunos que nunca hay que dejar todo visto en una ciudad, para tener motivos para regresar… y yo también creo que así es.